La mejor alternativa para su empresa
Nuevos y mejores planes
Discos SSD NVMe, Anti-DDoS, Alta disponibilidad nativa y respaldos externos. más información
Nuevos planes de Diseño Web
Nuevos planes Diseño Web
Diseño personalizado, adaptado a móviles y autoadministrable desde $70.500 pesos
Incluye Web hosting SSD
Ver planes Diseño Web
Tienda virtual
Comienza a vender productos
Arma tu tienda de forma segura, fácil y rápida.
Acepta pagos con Webpay y otros métodos.
Prueba nuestro plan gratuito
más información
26 Septiembre

Inteligencia Artificial en el Marketing: ¿el fin de los mercadólogos?

Marketing Inteligencia Artificial

Para los que pensaban que la Inteligencia Artificial (IA) era una posibilidad muy remota, es momento que replanteen tal afirmación y detallen con más precisión nuestra realidad.

Con el paso del tiempo, nos hemos visto en la obligación de adaptarnos en todo lo nuevo que la era digital nos ha impuesto. Desde romper paradigmas con actos que creíamos debían ser “netamente presenciales” hasta ver como niños de 3 a 4 años, sin saber leer ni escribir, son tan hábiles al manipular un dispositivo.

Ahora bien, ¿la posibilidad que una máquina pueda llevar a cabo actividades que son inherentes a la lógica humana? El gran reto que a muchos mantiene renuentes y lo creen casi imposible, pero que cumplimos con informar que: la IA ha llegado y está revolucionando a pasos agigantados nuestra cotidianeidad. 

El recelo por Mercadólogos y amantes del Marketing digital en general por la incorporación de la Inteligencia Artificial ha sido variable existente desde hace mucho tiempo. El debate de siempre ha radicado en: ¿existe una posibilidad real de que los humanos nos quedemos sin empleo?

Aún no se han evaluado estadísticas en las que se evidencien despidos masivos por la implementación de la Inteligencia Artificial en las empresas, lo que sí se ha hecho presente es la aplicación de nuevas herramientas que, para bien, han simplificado y optimizado muchas tareas en un lapso increíble y con excelentes resultados.   

Progresivamente, el Marketing digital ha dado paso a la optimización de procesos a través de la IA, lo podemos observar en modalidades para los motores de búsqueda, por ejemplo, en el SEO con la incorporación de la búsqueda por voz (voice search) y RankBrain, el algoritmo de Google.

Asimismo, Facebook en virtud de beneficiar sus procesos con las ventajas de la Inteligencia Artificial, dio paso a la prueba de un chatbot capaz de entablar una conversación con un cliente, esto sin duda, representa un avance en materias de atención al cliente y predicción de compra.

Medir los gustos, deseos y expectativas de los consumidores centraliza el más valioso aporte que pueden obtener los mercadólogos, preciso permitiría enfocarse en brindar una mejor experiencia de compra. En este marco, evaluemos cuáles herramientas de IA consolidadas, o en proceso de lanzamiento, pueden enriquecer este proceso de inmersión del Marketing:

El desarrollo de contenidos, si bien aún no estamos en la presencia de un dispositivo que genere a plenitud textos de opinión con extensos y razonables argumentos, sí existe la posibilidad que a través de palabras clave e indicaciones básicas se redacten digitalmente comunicados para clientes o material para blogs.

El Data Driven Marketing, un excelentísimo aporte en cuanto al análisis de grandes bases de datos, su implementación permite darle un carácter más medible y menos intuitivo a la hora de arrojar resultados, por supuesto con la inclusión de un valioso análisis predictivo.

El área de maquetación web no escapa de este fenómeno, ya hay aplicaciones capaces de diseñar una página web con tan solo suministrar imágenes, textos y calls-to-action, aún cuenta con ciertas desventajas con relación al costo-tiempo, sin embargo, se vislumbra como una herramienta útil para adentrar a pequeñas y medianas empresas al espacio digital.

La publicidad digital, gracias al suministro de información previo que debe hacer el usuario en ciertas plataformas, datos como intereses o ubicación redirigen los anuncios de Facebook o Google a espacios frecuentes de esos clientes con aspectos de estrecha similitud.

Guardando relación con el punto anterior, nos encontramos con motores que permiten filtrar la información en internet y hacer que ese contenido de valor se conecte con los usuarios correctos. En el marco de esta filtración de contenido, ya entendemos el porqué de Google y sus recomendaciones: “Si te interesó… posiblemente quieras visitar…”.

En casos como el anterior vemos cómo las herramientas de Inteligencia Artificial no solo nos facilitan la tarea de conocer a nuestros consumidores, sino que optimiza la experiencia del usuario tomando como referencia sus hábitos e intereses y lo lleva a portales de características similares.

La IA nos lleva a encontrarnos con usuarios con mayor exposición a información, pero orientados a lo que son y a lo que frecuentan, es decir, las probabilidades de que los usuarios lleguen a determinadas marcas y se conviertan en potenciales clientes incrementan vertiginosamente.

Planteamos nuevamente la premisa que analizábamos al inicio: las herramientas IA han simplificado y optimizado en gran manera los procesos, no obstante, el debate en el que se cuestiona la permanencia del ser humano en el campo operacional, lo resumimos al hecho que siempre será necesario de buenos estrategas, creativos y analíticos en el Marketing.






AUTOR: Segurihost
FECHA: 26 de Septiembre de 2018


Volver atrás